Novedades

OBLIGACIONES Y RESPONSABILIDADES EMPRESARIALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES Y PÓLIZA DE CONVENIO

La presente circular informativa tiene como objeto recordar las obligaciones y responsabilidades que tiene la empresa  en relación a los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de los trabajadores, ya que el incumplimiento de la normas  que regulan la prevención de riesgos laborales puede dar lugar a responsabilidades administrativas, civiles y penales para el empresario.

La definición legal de ACCIDENTE DE TRABAJO  comprende toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena. Con carácter general, se presumirá que son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar del trabajo (lo que incluye, por ejemplo, cardiopatías o problemas psiquiátricos). Esta definición genérica abarca, entre otros, los  accidentes al ir o al volver del lugar de trabajo; los ocurridos como consecuencia de  tareas que,  distintas a las habituales, ejecute el trabajador siguiendo  órdenes del empresario o espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa o, por ejemplo, las enfermedades o lesiones, padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.

Por otra parte, se considera ENFERMEDAD PROFESIONAL la contraída a consecuencia del trabajo  por cuenta ajena en las actividades que se especifiquen en el cuadro que se apruebe por las disposiciones de  de Seguridad Social, y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales de 1995 establece que  los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo, lo que implica que el empresario tiene el deber de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales y la obligación de garantizar la seguridad y salud de los trabajadores en todos los aspectos relacionados con el trabajo.

 

Este deber exige una ACCIÓN PERMANENTE de seguimiento de la actividad preventiva para evitar los riesgos o, si no es posible, minimizarlos.

Las principales obligaciones de la empresa en materia de prevención de riesgos son las siguientes:

  1. Elaborar un plan de prevención de riesgos laborales, evaluar los riesgos y planificar la actividad preventiva para eliminar o reducir y controlar los riesgos.
  2. Adecuar los equipos de trabajo al trabajo realizado para que garantice la seguridad y salud de los trabajadores al utilizarlos y proporcionar los equipos de protección individual adecuados y velar por el uso efectivo de los mismos.
  3. Informar a los trabajadores de los riesgos para su seguridad y salud y de las medidas de protección y prevención aplicadas.
  4. Garantizar que los trabajadores reciben la formación preventiva teórica y práctica, suficiente y adecuada,  tanto al ser contratados, como cuando se den cambios en las funciones que desempeñe o en los equipos de trabajo.
  5. Adoptar las medidas de emergencia necesarias (primeros auxilios, lucha contra incendios, evacuación,…).
  6. En caso de riesgo grave e inminente el empresario deberá informar a los trabajadores y adoptar las medidas necesarias para interrumpir el trabajo y abandonar el lugar de trabajo.
  7. Deberá garantizar a los trabajadores la vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo.
  8. Deberá garantizar de manera específica la protección de los trabajadores que sean especialmente sensibles a determinados riesgos por sus características personales, situación de discapacidad,… Se deberá tener en cuenta dichos aspectos en las evaluaciones de los riesgos y adoptar las medidas preventivas y de protección necesarias.
  9. La evaluación de riesgos deberá contemplar la determinación de la naturaleza, grado y duración de la exposición de las trabajadoras en situación de embarazo o parto reciente a determinados agentes, procedimientos o condiciones de trabajo.
  10. El caso de contratar a nuevos trabajadores, el empresario con carácter previo al inicio de la actividad por parte del trabajador, deberá garantizar la vigilancia de la salud, informar a los trabajadores de los riesgos a los que van a estar expuestos, impartirles la formación en materia de prevención de riesgos laborales suficiente y adecuada al puesto de trabajo y suministrar los equipos de protección individual necesarios.

El incumplimiento por los empresarios de sus obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales dará lugar a responsabilidades administrativas, de Seguridad Social, civiles y/o penales por los daños y perjuicios que puedan derivarse de dicho incumplimiento.

Las RESPONSABILIDADES ADMINISTRATIVAS incluyen las sanciones impuestas por la Inspección de Trabajo como consecuencia de la falta de medidas de seguridad, falta de alta del trabajador o cotización, … cuyos importes son los siguientes:

GRADUACIÓN DE LA SANCIÓN

IMPORTE

LEVE

ENTRE 40 € Y 2.045 €

GRAVE

ENTRE 2.046 € Y 40.985 €

MUY GRAVE

ENTRE 40.986 € Y 819.780 €

Así como la RESPONSABILIDAD DIRECTA en el abono de un recargo entre el 30 y el 50% de las prestaciones que le pudieran corresponder al trabajador como consecuencia del accidente de trabajo o enfermedad profesional o incluso el abono de la totalidad de la prestación en caso de falta de alta ( EL ALTA DEL TRABAJADOR SIEMPRE DEBE SER PREVIA AL INICIO DE LA ACTIVIDAD LABORAL, ya que si sufre un accidente sin estar dado de alta la prestación que le pudiera corresponder la deberá abonar la empresa, a parte de otras responsabilidades civiles y penales ) por deudas de cotización o  por falta de medidas de seguridad.

La RESPONSABILIDAD CIVIL implica abonar una cantidad para reparar el daño causado.

La RESPONSABILIDAD PENAL tiene como finalidad castigar al responsable. Es el denominado delito de riesgo ( no hace falta que se haya producido daño), cuando la empresa no facilita los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas de forma que pongan así en peligro grave su vida, salud e integridad física. Estos delitos pueden suponer penas de privación de libertad. Si los delitos se atribuyen a personas jurídicas, se impondrá la pena a los administradores o encargados del servicio.

En conclusión, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales obliga a todas las empresas a garantizar la seguridad y salud de sus trabajadores. Por tanto,  deben disponer de una organización preventiva eficaz para evitar y reducir al máximo el riesgo de sufrir accidentes de trabajo. La suscripción de un concierto con un Servicio de Prevención Ajeno acreditado por la autoridad laboral es la mejor manera de cumplir con la ley. Así que todas las empresas que todavía no tengan concertado el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales lo deben hacer y aquéllas que ya lo tengan deben actualizarlo  ( hay que exigir a los Servicios de Prevención la continua actualización y revisión ) para evitar responsabilidades civiles y penales en caso de accidente de trabajo, ya que tanto la Administración como los órganos judiciales hacen totalmente responsables a la empresa de los accidentes de trabajo porque exigen el máximo de diligencia para evitar todo daño previsible y priorizan el deber de vigilancia y control del empresario a una posible actitud no apropiada del trabajador. La carga de la prueba siempre corresponderá a la empresa, que deberá acreditar que se han tomado todas las medidas preventivas necesarias.

En caso que sea el trabajador el que se niega a seguir las medidas preventivas, es necesario amonestarle o sancionarle, para poder acreditar que la empresa ha puesto a disposición del trabajador todos los medios para garantizar su seguridad y que ha sido él el que ha actuado negligentemente.

Por otra parte, algunos convenios colectivos obligan a las empresas a suscribir una póliza colectiva que cubra la indemnización por incapacidad permanente o fallecimiento del trabajador derivados de accidente laboral. En el caso que la empresa no tenga suscrito dicho seguro,  tendrá que abonar dicha indemnización. Si tienen cualquier duda sobre este tipo de seguro, pueden ponerse en contacto con nosotros.

Corporate Global Order S.L.P. - CIF : B-65.707.861 - Teléfonos: +34 93 755 34 54 / 93 755 34 55 -  Calle Montserrat, 23 pral 1º - 08302 - Mataró - Barcelona  

Correo eléctronico: info@cgoassessors.net 

Copyright 2017 - Todos los derechos reservados  - Politica de cookies   - Aviso Legal

JSN Solid is designed by JoomlaShine.com